Para muchos de nosotros viajar y conocer nuevas culturas, tener experiencias poco comunes, enriquecer la mente y salirse de la zona de confort hace parte de los propósitos de la vida. Comencé hace muy poco a viajar y faltan muchos, muchísimos destinos por recorrer. Hoy en día me dedico al periodismo y me he enfocado en el sector de los viajes y del turismo, esto se ha convertido en uno de los motores que mueven mi vida.

En este corto camino que llevo de viajera he aprendido muchas cosas que quiero compartir con los lectores de DestinosVerdes.com. El día de hoy les voy a compartir la primera entrega de los consejos que he detectado como importantes para los viajeros novatos como yo.

Es muy importante que en la programación de tu viaje y durante el mismo hagas que tu dinero rinda, que el tiempo te alcance y que el viaje sea el más cómodo y el que más ganancias en conocimiento y disfrute te brinde, así que toma atenta nota:

Intenta programar tu viaje para temporada baja

Definitivamente por fuera de la temporada vacacional los precios de los paquetes turísticos, hoteles y receptivos son más económicos, además hay menos congestión de turistas.
Para los viajes en el caribe o en zonas de clima tropical lo mejor es pensar en las temporadas que van de febrero a inicios de junio, o de agosto a noviembre. Para los viajes internacionales las temporadas en la que los destinos están en primavera y otoño, son las mejores opciones.

También puede interesarte ¿Cómo ser un buen turista sin morir en el intento?

Vuelos de avión baratos

Para buscar vuelos de avión baratos, lo más recomendable es limpiar la memoria caché de tu computador y usar el modo incógnito del navegador web. Así los sistemas de las aerolíneas no detectarán tu visita y cada vez que hagas una consulta se te presentarán los precios normales de los vuelos.

Un hotel a tu gusto y necesidades

Elige muy bien el hotel para el que vas y no siempre te inclines por elegir un hotel barato. Aunque mi recomendación es siempre la de explorar al máximo los destino a los que se va, es importante que el hotel cuente con comodidades como la del desayuno incluido y el servicio de wifi. Lo ideal es que el hotel esté bien ubicado y se pueda llegar a él incluso en servicio de transporte público.
Si el destino al que vas es de playa, asegúrate que las instalaciones estén en buen estado, tenga buenos servicios y se llegue de forma fácil a la playa.

Opta por los productos locales

Si tienes la posibilidad económica compra en el destino los productos locales, esta es una decisión inteligente, pues además de que te evitas cargar peso en tu maleta, ayudas a la economía local. Por eso olvídate de las cadenas de restaurantes y de almacenes conocidos en tu lugar de origen. Descubre cafeterías, bares y restaurantes locales, prueba nuevos sabores y permítete salir de tu zona de confort.

Viaja liviano

Recuerda que, si tu viaje es en avión, las aerolíneas tienen unos pesos establecidos. Generalmente son 23 kilos para la maleta que llevarás en bodega y 7 kilos para la que llevas en mano.

Entre más liviana tu maleta, menos peso tendrás que soportar cuando estés haciendo los trámites de inmigración. En estas salas eres tú mismo el que lleva las maletas y tienes que levantarlas para pasarlas por los escáneres, allí no hay personal de servicio para que te ayude.

Si viajas en grupo ten en cuenta que todos tendrán que acomodar las maletas en el vehículo. Viajando liviano se evitan tener que pagar un vehículo de más.

Y si lo que pretendes es recorrer en bus el destino de tus vacaciones, nada mejor que ir con un morral liviano.

Por hoy les comparto estos trucos para ser un viajero inteligente, la próxima semana tendré más consejos en A dónde me inviten voy.

Back up de documentos importantes

Si vas en un viaje internacional es muy importante que hagas un escaner de todos tus documentos importantes. Ten en cuenta que los originales pueden perderse o puedes ser víctima de un robo. Has copia de tu pasparte, cédula de ciudadanía, itinerarios de vuelo, baucher de hoteles y receptivos y seguro médico. Tenlos a la mano en tu Tablet, celular y envíalos por correo a algún contacto de confianza. Esto te puede ahorrar muchos problemas.

Pasa sin problemas los sistemas de seguridad

Para que pases rápido por el sistema de seguridad de los aeropuertos ten siempre a mano tu cédula y el pasabordo de tu vuelo. No lleves monedas, llaves u objetos metálicos en tus bolsillos, todas estas cosas pequeñas ponlas en tu maleta de mano. Lo más recomendable es que tus zapatos sean cómodos y te los puedas quitar fácil. Las botas de caña alta y los zapatos de tacón tipo plataforma siempre generan sospecha con los encargados de seguridad.

Siempre haz tu web check in

Esto te permitirá elegir el asiento en el avión. Normalmente las aerolíneas habilitan el sistema durante las 24 u 48 horas antes del vuelo. El checkin se puede hacer en la web o en la aplicación para teléfono móvil. Lo normal es que puedas imprimir el pasabordo en tu impresora, también en unas maquinitas en el aeropuerto, incluso en muchos de ellos basta con el comprobante que la aplicación móvil deja en tu celular.

Ten en cuenta que algunas aerolíneas de bajo costo cobran adicional por imprimirte el pasabordo. No pases un mal rato por no ser precavido.
Si compraste tu paquete o vuelo con una agencia de viajes, pregunta si ellos hacen por ti el web check in para que no te lleves sorpresas.

A la hora de elegir la silla para tu viaje, ten en cuenta que la silla más cercana al ala del avión es la que menos movimiento se siente. Ir en ventanilla te permite disfrutar de la vista que ofrecen las alturas, pero estar en el pasillo te permite estirar las piernas, salir más fácil al baño y encontrar la salida del avión más rápido.

No pierdas tu vuelo

En los viajes internacionales es recomendable estar 3 o 4 horas antes del vuelo para hacer todos los trámites de entrega de maletas y el paso por inmigración. Si el viaje nacional con una hora de anticipación es suficiente, sin embargo, entre más temprano estés, mucho mejor.

Y piensa en esta frase de San Agustín “El mundo es un libro y aquellos que no viajan solo leen una página”.

Fotografías cortesía de Pixabay

Compartir en: